Promo:

WELCOME

Qué hacer en Madrid

El Madrid de los Austrias

Podemos pasear en torno a la Puerta del Sol y la Plaza Mayor: subir por la Calle Esparteros y ver la Plaza Santa Cruz, continuar por la Calle Imperial hacia la Calle Toledo y la plaza de Puerta Cerrada y llegar hasta la Carrera de San Francisco, ya en la Latina, donde podemos visitar la Basílica de San Francisco. Siguiendo la calle Bailén cruzaremos el viaducto y llegaremos a la Catedral de la Almudena y el Palacio Real. La Calle Arenal nos devolverá a la Puerta del Sol.

La Puerta del Sol

Aquí se encuentra desde 1950 el denominado Kilómetro Cero de las carreteras radiales españolas. El edificio más antiguo de la Puerta del Sol es la Casa de Correos y en ella destaca el reloj de torre que fue construido y donado en el siglo XIX por José Rodríguez de Losada, y cuyas campanadas de las 12 de la noche del 31 de diciembre marcan la tradicional toma de las doce uvas que se retransmite por televisión anualmente.

El Palacio Real o Palacio de Oriente

Situado en la Plaza de Oriente, donde también se encuentra el Teatro Real, es el mayor palacio de Europa Occidental en cuanto a extensión, con 135.000 m² y más de 3.418 habitaciones. Alberga un valioso patrimonio histórico-artístico, como los Stradivarius Palatinos, así como colecciones muy relevantes de otras disciplinas artísticas como pintura, escultura y tapicería.

El Museo del Prado

Conservando una extraordinaria colección pictórica española de los siglos XVII al XIX, es a su vez una de las pinacotecas más grandes del mundo y uno de los 10 museos más visitados internacionalmente, donde destacan las obras de Velázquez y Goya.

La Catedral de Nuestra Señora de la Almudena

Fue consagrada por el pontífice Juan Pablo II en su cuarto viaje a España, el 15 de junio de 1993, siendo de este modo la única catedral española dedicada por un papa. La fachada principal se encuentra frente al Palacio Real.

Se trata de un templo de 102 metros de longitud y 73 de altura, construido durante los siglos XIX y XX en una mezcla de diferentes estilos: neoclásico en el exterior, neogótico en el interior y neorrománico en la cripta.

El Parque del Retiro

Junto con la Casa de Campo representan la zona verde y el pulmón de Madrid. Diariamente es visitado por miles de personas, que acuden al parque a descansar, hacer deporte o darse un paseo en barca alrededor del Monumento a Carlos III.

El Centro de Arte Reina Sofía

Se trata del Antiguo hospital de San Carlos, del siglo XVIII. Hoy en día es museo y alberga una gran colección de arte dedicada al siglo XX.

La Plaza Mayor

Fue desde el siglo XV, el principal mercado de la villa, además de escenario de numerosos actos públicos (corridas de toros, autos de fe o ejecuciones públicas). También se celebró en ella la beatificación de San Isidro, santo patrón de Madrid.

Actualmente abundan en sus soportales los comercios de hostelería. Aquí tienen lugar los conciertos, durante las fiestas de San Isidro, y el tradicional mercado navideño, costumbre que se mantiene vigente desde el año 1860.

La Gran Vía

Es una de las principales calles de Madrid. Comienza en la calle de Alcalá y termina en la Plaza de España. Famosa por sus cines, en los últimos años algunos han cerrado y otros se han reconvertido con gran éxito al teatro musical, por lo que el tramo comprendido entre la plaza de Callao y la de España se conoce como el “Broadway madrileño”.

El tramo comprendido entre la red de San Luis y la plaza de Callao alberga en la actualidad numerosas tiendas de cadenas internacionales de moda.

El Museo Thyssen-Bornemisza

Gracias a la donación al Estado de casi todas las colecciones de arte que tenía en su poder la familia Thyssen Bornemisza, este museo recibe miles de visitas al año y representa, junto al Prado y al Reina Sofía, el Triángulo del Arte de Madrid.